Iniciar sesión
¿has olvidado tu contraseña?

Todavía no estas registrado?

Regístrate

Venas varicosas: 11 remedios naturales

634800c56bafb672049274

En este artículo identificaremos los síntomas relacionados con la insuficiencia venosa, que a menudo se manifiesta con la aparición de venas varicosas, y definiremos once buenos hábitos a incorporar en nuestra rutina cotidiana, para prevenir y contener los riesgos asociados a esta patología. 

¿Qué es la insuficiencia venosa?

La insuficiencia venosa crónica es un trastorno degenerativo de la circulación que provoca una disminución del flujo sanguíneo de las extremidades al corazón y, por consiguiente, un “estancamiento” de sangre en las venas.
Se manifiesta con sensación de cansancio y pesadez en las piernas, dolor y molestia cuando se está de pie, alteración de la sensibilidad, dolores y calambres nocturnos, capilares marcados, venas varicosas, hinchazón de las piernas y de los tobillos, alteraciones de la piel y úlceras cutáneas. Esta patología afecta tanto a mujeres como a hombres, causando problemas estéticos y llegando a limitar las acciones cotidianas normales.

Remedios naturales para las venas varicosas

Es importante prevenir e intervenir en la problemática cuando aparecen las primeras señales, mirando de corregir el estilo de vida y proporcionando al organismo una correcta integración de sales minerales y vitaminas. Aplicar algunas pequeñas modificaciones en la vida cotidiana ayuda a reducir, de forma eficaz, el riesgo de insuficiencia venosa, evitando también todos los síntomas relacionados. Aquí os facilitamos una lista de consejos útiles:

  1. Hacer actividad física y caminar mucho (al menos, una hora al día).
  2. Ponerse de puntillas a menudo: este ejercicio estimula la bomba muscular de las pantorrillas, favoreciendo el flujo venoso hacia arriba.
  3. Evitar estar mucho rato de pie, en la misma posición.
  4. Dormir con las piernas ligeramente levantadas, vigilando no dejar las rodillas colgando: esta posición bloquearía la vena poplítea y reduciría el flujo.
  5. No aplicar calor directo sobre las piernas: el calor dilata y, por lo tanto, aumenta la estasis venosa.
  6. Usar zapatos cómodos, de horma ancha y con tacón bajo.
  7. Evitar el tabaco y el café, sustancias que ejercen una acción vasoconstrictora sobre las arterias.
  8. Si es necesario, corregir la postura con la ayuda de una plantilla ortopédica específica.
  9. Durante los viajes largos en coche, no llevar ropa estrecha y hacer una breve pausa cada hora para estirar las piernas.
  10. Si se está encamado, mover las piernas con frecuencia.
  11. Reducir el sobrepeso.
634800c571b8a577838348
634800c574dd7325226509

A través de la alimentación también es posible intervenir eficazmente sobre la problemática de la insuficiencia venosa crónica. Los alimentos constituyen una fuente energética fundamental para el organismo y para el mantenimiento de su equilibrio fisiológico. Por ello, asociar al tratamiento un esquema alimentario específico, enfocado correctamente, resulta sumamente útil para la mejora de una problemática específica, como la que estamos abordando.

Existe un mito relacionado con este problema circulatorio: practicar deporte podría contribuir a agravarlo, aumentando aún más la sensación de pesadez en las piernas. Pero esto es del todo falso. Al contrario, el movimiento es un elixir para el corazón y para todo el aparato circulatorio: contribuye a mejorar el estado de las venas y de los pequeños vasos sanguíneos, además de estimular la acción de bomba muscular de los pies y de las pantorrillas, ayudando a las venas de las piernas a impulsar la sangre hacia el corazón. De hecho, durante el ejercicio las venas reaccionan activándose, aumentando el tono venoso y mejorando la oxigenación de los tejidos.

En cualquier caso, la actividad física y la dieta alimentaria se ajustan según las exigencias específicas de cada uno. Ante cualquier duda, aconsejamos contactar con el médico de cabecera.

Bibliografía 

- Panahi Y, et al. Chlorella vulgaris: A Multifunctional Dietary Supplement with Diverse Medicinal Properties. Curr Pharm Des. 2016; 22:164-73
- Miller VM, et al. Interactions of Ruscus-extract with endothelin-receptors in human varicose veins. Clin Hemorheol 1994, 14: S37-S45
- Maffei Faccino R, et al. Free radicals scavenging action and anti-enzyme activities of procyanidines from Vitis vinifera. A mechanism for their capillary protective action. Arzneimittelforschung 1994; 44:592-601
- Masaki H, Atsumi T, Sakurai H. Hamamelitannin as a new potent active oxygen scavenger. Phytochemistry. 1994; 37:337-343
- Annoni F, Mauri A, Marincola F, Resele LF. Venotonic activity of escin on the human saphenous vein. Arzneimittelforschung. 1979; 29:672-675
- Khedir SB, et al. Pistacia lentiscus fruit oil reduces oxidative stress in human skin explants caused by hydrogen peroxide. H Biotech Histochem. 2016; 91: 480-49
- Miller VM, et al. Interactions of Ruscus-extract with endothelin-receptors in human varicose veins. Clin Hemorheol 1994, 14: S37-S45.
- Smith, R.K. et al. (2016): Serum homocysteine is associated with the severity of primary chronic venous disease. Phlebology 2016
- F. B. Collares, S. Faintuch. Varicose Veins. Practical Guides in Interventional Radiology. Thieme Medical Publishers 2017. Italian journal of vascular and endovascular surgery. Minerva Medica 2016. Vol. 23 Suppl. 2 N. 4.